miércoles, 17 diciembre 2014

Cuarto de Adolescentes

E-mail

 

Ese adolescente de once ó doce años, que dejó de ser un niño, pero que todavía no es un adolescente, necesita un cambio en su cuarto que sea paralelo a los cambios que está viviendo en su cuerpo y en su mente. Se encuentra, en la franja de edad intermedia donde empieza a reclamar su independencia y, a la vez, no quiere desprenderse del todo de la guía paterna.


cuartosRecuerda, que es importante tener en cuenta sus ideas y dejarle espacio para que él también, participe en la decoración de su cuarto, pero siempre manteniendo un orden.


Usa colores pastel luminosos, como verdes, azules, beige, rosado, melocotón, lavanda, crema y café con leche. Para darle calma a un niño de por sí sobrestimulado e hiperactivo, agrega tonos intermedios de azul. Si su hijo es tímido o tranquilo, agrega unos toques de brillo a la habitación, en la gama de los amarillos, naranjas y rojos.


Por otro parte, es muy importante que alientes sus sueños y ambiciones. Despliega las pruebas de sus éxitos escolares, tales como diplomas, menciones, premios, fotos, etc., para alimentar su autoestima y sus ganas de progresar. Cuelga una pizarra de corcho sobre su mesa de estudio y cúbrela de motivos que tengan que ver con sus gustos y pasiones. Evita imágenes de contenido violento.


Con el fin de atraer el buen sueño, coloca la cama contra una pared mirando a la puerta. Un cabecero de madera le hará sentir protegido. Cubre las puntas y esquinas de los muebles con parches de tela de colores. Si el techo es bajo, píntalo de azul claro, con machas blancas que imiten nubes. Si el cuarto, es pequeño, deshazte de los muebles grandes y pesados para que el joven ande con comodidad.

 
Red de Sitios Latinos
 
Latinos